El trastorno bipolar

En este artículo os vamos a hacer una introducción al  trastorno bipolar, que fundamentalmente lo podemos definir como un trastorno mental grave que requiere de tratamiento psicológico y farmacológico.

Este trastorno consiste en cambios en el estado de animo, cambios bruscos y severos.

Vamos a considerar dos polos, uno de ello sería la depresión y el otro la manía, pues bien, la persona pasaría de un polo a otro en un periodo de tiempo muy breve.

Cuando la persona se encuentra en la fase depresiva, se encuentra triste, desmotivada, sin ganas de hacer nada y con pensamientos muy negativos, mientras que cuando la persona se encuentra en la fase maniaca, siente una enorme euforia, alegría desbordante y piensan que son, literalmente, capaces de todo, lo cual es enormemente peligroso para ellos, como ejemplos destacados diremos que en fase de manía la persona puede llegar a gastarse todo su dinero, practicar sexo de manera descontrolada con desconocidos o tomar decisiones laborales repentinas.

Entre los ciclos la persona tiene un estado de ánimo considerado normal.

Este trastorno comienza de manera habitual al final de la adolescencia o comienzo de la edad adulta y dura toda la vida, aunque hoy los tratamientos consiguen ayudar a la persona a no tener esos cambios tan bruscos y poder tener una vida normal.

En cuanto a las causas de este trastorno, lo cierto es que no hay nada claro, los distintos especialistas dan diferentes versiones, pero lo cierto, es que podrían ser causas genéticas o una estructura anormal de las funciones del cerebro, aunque como decimos no hay nada concluyente.

Es fundamental que dejemos claro que un trastorno bipolar no tiene nada que ver con una doble personalidad, ya que por desgracia el enorme desconocimiento hace que haya personas que consideren que es lo mismo, pero no hay nada más lejos de la realidad, ya que la persona no cambia su personalidad sino su estado de animo.

Como ocurre con todos los pacientes con enfermedades psicológicas, es esencial el apoyo de familiares y amigos, un apoyo que no solo les ayuda a sentirse mejor, comprendidos y respetados, sino que además si tenemos la información necesaria podremos ayudarles con la terapia.