Desde FEAFES Salud Mental Cáceres llevamos un tiempo organizando con mucha ilusión, la Celebración del 20 Aniversario del Centro de Integración Social, a través del el evento ¡Mueve tu mente! Será el 22 Noviembre del 2019 de 09:30 a 20:00, con una inscripción simbólica de 1 Kilo de comida para el Banco de Alimentos.

¡Mueve tu Mente! consta de dos partes: Jornadas de Barreras Invisibles y Convivencia a través del movimiento, para generar un espacio abierto a la sociedad. Tiene como finalidad: “Favorecer la inclusión social de las de personas con diagnóstico de salud mental y discapacidad, a través de la información, las redes sociales y el movimiento”. A continuación os especificamos cada una de las partes:

JORNADAS DE BARRERAS INVISIBLES: Será de 09:30 a 14:00, en la Sala Clavellinas (C/ de Clavellinas). La programación será la siguiente:

  • 09:30: Inscripción.
  • 10:00 Inauguración.
  • 10:30 Barreras Invisibles: Representantes de diferentes Asociaciones de personas con Discapacidad, hablarán de los mitos y prejuicios falsos de la sociedad hacia estos colectivos. Contaremos con las ponencias de:
    • Asociación de Personas Sordas
    • Divertea
    • Cocemfe
    • FEAFES Salud Mental Cáceres.
  • 12:00 Descanso.
  • 12:30: CIS: Pasado, Presente y Futuro: Personas que forman parte del Centro de Integración Social, expondrán la evolución de nuestro centro. Para acabar como dice el refrán “De buen nacido es ser agradecido”, será el momento en el que el Centro de Integración Social quiere reconocer la colaboración de algunas personas y entidades durante estos años.

CONVIVENCIA A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO: Cambiaremos de instalaciones y nos desplazaremos al Centro Cívico de la Mejostilla (C/ Arsenio Gallego Hernández, 6) de 15:30 a 20:00. Una convivencia abierta a toda la sociedad, con la colaboración de diferentes profesionales de baile y de la actividad física. La programación que podremos disfrutar es:

  • 15:30 Recepción.
  • 16:00 Clase de Flamenco, gracias a la Escuela de Baile Mara Palacios.
  • 17:00 Clase de Folclore, impartida por la Asociación Cacereña de Folklore el Redoble.
  • 18:00 Danza Urbana; pasos actuales que nos los enseñará Ana Bravo García (@anita_bg98)
  • 19:00 Bachata, finalizamos con ritmos latinos.

Muchas Gracias por toda vuestra atención, esperamos que decidáis uniros a ¡Mueve tu mente! y celebrar con nosotros el 20 Aniversario del Centro de Integración Social de FEAFES Salud Mental Cáceres.

La inscripción es hasta el 21 de Noviembre 2019 y podéis hacerlo en: admin@feafescaceres.com; teléfono: 927 213 952.

Parece mentira, pero desde hace 12 meses, os mantenemos informados de todas nuestras actividades y os mostramos nuestro mundo a través de las redes sociales. Al igual que el año pasado, este 26 de octubre, participamos en las jornadas de convivencia de Diputación Inclusiva, la Cuarta edición, organizada por Diputación de Cáceres.

En esta ocasión pudimos conocer Moraleja, nuestra alumna en prácticas Sara Mostazo nos cuenta que: “al llegar tuvimos una acogida y guía muy especial donde a través de risas nos llevaron a la zona de stands y actividades. Aunque los stands de asociaciones estaban muy juntos, fue una oportunidad que nos permitió conocer mejor a las demás asociaciones”.

Sara M. era la primera vez que acudía con nosotros/as, al igual que algunas de las personas de nuestra asociación, como por ejemplo Pilar Cáceres, Psicóloga del Centro de Rehabilitación Laboral (CRL), quién piensa de esta experiencia que: “solo tengo palabras buenas de agradecimiento para los organizadores. Disfrutamos de un día maravilloso donde pudimos convivir con más personas y compartir actividades, a la par que crear nuevos lazos.” Sin duda para nosotros Diputación Inclusiva es un evento de Convivencia, diversión y unión.

Una Convivencia entre más de 500 personas de diferentes puntos de la provincia de Cáceres, pero también entre todas las personas que participamos desde FEAFES Salud Mental Cáceres. Ya que como nos explica Gloria Benítez, equipo de administración y voluntaria: “Esta experiencia nos permite, sobre todo, conocernos fuera del ámbito laboral, disfrutar con ellos haciendo actividades y ver cómo se desenvuelven fuera de su entorno habitual. Cobra especial importancia la relación con otras asociaciones, intercambiando ideas y compartiendo vivencias, todas maravillosas, porque cuando trabajas en el mundo social el corazón se te hace un poquito más grande.”

Por otro lado, la diversión va de la mano del conjunto de diversas actividades principalmente deportivas (futbolín humano, tiro con arco…) pero la que más gustó a Juani, Julia y Juanma personas que iban desde el Centro de Integración Social (CIS), coincidiendo todos ellos en que el mejor momento de todos fue la charanga, donde disfrutaron bailando y cantando. Este año quisimos formar parte activa de este día, y después de varios días de organización y trabajo de las personas que conforman nuestra asociación y profesionales, llegó el momento de la Oca de las emociones, en los cuales pudimos jugar con el dado gigante que elaboramos para la ocasión. “Adaptamos la oca a gran tamaño, para hacer un juego de mesa accesible para un evento deportivo de estas características” nos cuenta Fernando Pérez, Terapeuta Ocupacional del Centro de Residencial de Rehabilitación. “La Oca de las emociones es una dinámica que nos gusta mucho realizar para la educación emocional, ya que nos permite trabajar nuestro vocabulario emocional y analizar situaciones y comportamientos de cada una de las emociones”, nos explica Gemma Gómez, Educadora Social del Centro de Integración Social.

Y la unión sobre todo entre las asociaciones de personas con discapacidad que favorezcan la cooperación y el trabajo en red de la provincia de Cáceres. Esta unión se hizo más visible en la comida donde todos los participantes comimos juntos, siendo uno de los momentos del día más esperado por algunos de nuestros usuarios del centro residencial.
Sin embargo, María Sánchez, monitora del CIS y del CRL, señala que no debemos olvidar la importancia que tienen este tipo de jornadas para retroalimentarnos de otras asociaciones mirando siempre el beneficio para los usuarios. Pero sin duda, fue una experiencia enriquecedora tanto a nivel personal como profesionalmente.

Cuando finalizó el día todo el grupo coincidimos que estábamos cansados debido a todas las emociones vividas durante todo el día. En resumen, y en palabras de Ángel Moreno, administración: “Diputación Inclusiva es un evento en que se reúnen personas de los distintos colectivos con capacidades distintas en un ambiente lúdico y con un ambiente muy agradable, en el que se crean relaciones y contactos entre las distintas asociaciones y personas.

Desde FEAFES-Cáceres estaremos encantados de volver a participar otro año más en las V jornadas de Diputación Inclusiva.

Es sabido que las tecnologías nos ofrecen ventajas con respecto a nuestro día a día. Con un solo clic podemos tener miles de productos a nuestra disposición sin movernos del sitio, y también podemos estar en contacto frecuente con amigos y/o familiares que se encuentran lejos de nosotros. Sin embargo, el problema radica tanto en el tiempo como en el uso que podemos hacer de nuestros teléfonos y ordenadores, por ejemplo, a lo largo de un día. ¿Pero dónde está el límite? ¿En qué punto establecemos el uso responsable frente al abuso? Quizás sería recomendable empezar a considerar la adicción a las pantallas como un trastorno mental y establecer criterios diagnósticos para su detección y posterior rehabilitación.

No obstante, llevamos un ritmo de vida donde los más pequeños de la casa aprenden a edades muy tempranas a manejar estos aparatos, y donde los límites del uso de éstos son difusos. El desarrollo evolutivo de los niños se ve afectado ya que el cerebro necesita interactuar constantemente con su entorno. La deprivación de estímulos sensoriales puede provocar déficits a nivel social, emocional y sobre todo retraso en la adquisición de habilidades más complejas como puede ser el lenguaje.

Por otro lado, y realizando un salto a la adolescencia, la no limitación del uso de móviles conlleva consecuencias a nivel de autocuidado (comer, dormir, etc), a nivel de relaciones sociales, y a nivel psicológico, como es la capacidad de frustración. Los adolescentes aprender a vivir en un mundo donde pueden realizar aquello que deseen y si no les gusta, pueden borrar y empezar de nuevo (como en un juego). Pero la vida real no funciona bajo estas directrices y nos encontramos a personas que no saben gestionar las emociones que sienten cuando algo no les sale como quieren.

Las consecuencias del abuso de las tecnologías han llegado a tal nivel que en estados unidos se abrió en 2009 la primera clínica de desintoxicación, donde ofrecen ayuda a personas que quieren aprender a gestionar el uso de los móviles y ordenadores. Vivimos en un mundo donde se pueden obtener cosas muy rápidamente y con muy poco esfuerzo gracias, en parte, a las tecnologías. Pero esto a su vez nos plantea una cuestión: ¿es real este mundo que hemos creado?

Mª Pilar Cáceres Pachón
Psicóloga / Directora Técnica
Centro de Rehabilitación e Inserción Laboral
FEAFES-Salud Mental Cáceres

…y los psiquiatras, a pesar ser un tema habitual en nuestro quehacer diario, lo sabemos. A nivel social es la muerte fantasma… muertes que no abren cabeceras en los telediarios, ni titulares en los periódicos… fallecimientos anónimos sobre los que pasamos de puntillas, muertes sin campañas sensibilizadoras, sin discusiones en los foros políticos… donde se estigmatiza a la familia y se crea un halo de silencio alrededor. Afortunadamente algo ha empezado a cambiar, no solo a nivel sanitario, sino a nivel social.., porque el suicidio es un tema que nos atañe a todos como sociedad, como grupo cultural.

Hasta hace escasos años, se miraba hacia otro lado cuando alguien en su pueblo, en su ciudad, en su entorno social se quitaba la vida… Las familias eran señaladas y se convertían en las segundas víctimas. Ya era hora de que se empezara a abordar claramente un problema de salud pública que deja tanto dolor y tantas víctimas colaterales.

No voy a hablar de estadísticas, no voy a dar datos que todos conocemos y que se repiten incesantemente en los medios de comunicación y en los foros de salud mental. Me gustaría plantear este artículo desde el punto de vista de la prevención.

Un solo suicidio ya es un fracaso social, pero la realidad arroja cifras estremecedoras. Cuando alguien decide quitarse la vida es porque el entramado político-social-sanitario ha fallado. Afortunadamente los profesionales sanitarios, fuera del entorno de la salud mental, están empezando a sensibilizarse y considerar hablar con los pacientes, no solo de temas clínicos, sino también de temas emocionales. Hay que abordar el tema del suicidio con la misma naturalidad con la que hablamos de gripe, psoriasis o de una cardiopatía.

El Observatorio de Suicidio desmonta mitos:
-”Quien se suicida quiere matarse”. Falso. Quien se quita la vida solo quiere dejar de sufrir.
-”Quien lo hace no lo dice y quien lo dice no lo hace”. Falso. Muchos suicidios están precedidos por señales de alarma que cualquier sanitario o educador tiene el deber y la obligación de detectar.

En ninguna facultad de Medicina ni de Psicología el suicidio es materia principal de estudio, no se estudia en la Universidad, no hay campañas estatales al respecto, no existen programas sanitarios específicos, no se educa a la población, en general, y a los adolescentes en particular, en el bienestar psicológico y emocional…. .. ¡Estamos hablando de 10 vidas al día en nuestro país!

España sigue sin un plan de prevención, sin campañas estatales o autonómicas que abarque a ámbitos sanitarios, educativos y sociales. Programas que involucren a familiares, educadores, sanitarios y agentes sociales. Es necesario difundir información para disminuir el estigma asociado al suicidio así como la importancia del bienestar psicológico y emocional. Han empezado a aparecer tímidos programas en algunas Comunidades Autónomas, donde se involucra al sector sanitario de forma prioritaria, pero.. ¿y el político?, ¿ y el social?

Si en España las muertes por suicidio duplican a los fallecidos en accidentes de tráfico, ¿por qué no existe financiación para un tema tan grave de Salud Pública? Si la OMS lo señala como un problema de salud de primer orden y recomienda que debe ser un objetivo prioritario mundial.¿ Por qué el Ministerio de Sanidad de nuestro país no incluye un programa orientado a la prevención? ¿Por qué los profesionales de la Salud Mental pensamos que nuestro sistema sanitario debería dar más importancia a las enfermedades mentales? ¿Por qué en las políticas sanitarias estatales y autonómicas no existe financiación específica para la prevención del suicidio cuando sabemos que es la primera causa de muerte no natural en España desde hace más de 12 años, y que ha aumentado de forma alarmante entre la población entre 15 y 29 años?

La Depresión no es un estado de tristeza, es una enfermedad, y como tal, tiene tratamiento. La desesperanza que presentan los pacientes que se quitan la vida es algo temporal, aunque en determinados momentos no lo sientan así. Y por último señalar que tenemos un sistema sanitario público en el que existen profesionales preparados para abordar las ideas suicidas, recuperar la funcionalidad del paciente y que la desesperanza que experimentan sea algo efímero.

 

Julia García White.
Psiquiatra
Coordinadora de Salud Mental del Área de Cáceres.

Sergio González de Zárate, Ingeniero Informático

Hace ya bastantes años, un problema desconocido llegaría a mi vida para desestabilizarla por completo. No sabía qué era aquello que me sucedía, pero un conjunto desconocido y excesivo de síntomas me acompañarían en aquel presente, nadie la había buscado, pero me acababa de encontrar frente a frente a la ansiedad.

Me costaría tiempo, sudor y muchas lágrimas, aceptarla. Y duro sería el proceso no solo para convivir junto a ella sino sobre todo para conseguir superarla…

Pero de aquella etapa, de aquella lucha por superar aquel duelo que la vida había puesto ante mí, descubriría lecciones y herramientas que harían de mí una persona mucho más fuerte y consciente. Me había convertido en alguien que se conocía mucho mejor, entendiendo por conocerse reconocer las debilidades, pero también las fortalezas, y sobre todo usar todo cuanto estaba en mí para conseguir hacer de mi vida, esa que siempre me habría gustado vivir.

De este modo, tras superar aquella primera y complicada ansiedad, me convertiría en alguien capaz de luchar por sus sueños. Algunos de estos ya los conocía y pronto conseguiría hacer realidad, otros los iría creando sobre la marcha, y entre ellos daría a luz un libro, un manual que me habría ayudado a reconocer antes aquel problema que puso en jaque mi vida, un libro que titulé el fin de la ansiedad, intentando ayudar a muchas personas a reconocer que todo aquello que necesitan para superar la ansiedad, lo han tenido siempre dentro de ellos mismos.

Ha pasado el tiempo, tiempo en el que el fin de la ansiedad se ha convertido en una referencia en la que muchas personas encuentran apoyo y consuelo, y sobre todo algo de luz, ante este complicado trastorno que es la ansiedad.

En este artículo intentaré resumir algunas de las respuestas a las preguntas más comunes entre todos aquellos que sufren o han sufrido ansiedad, obteniendo estas necesidades a través de mis propias redes sociales, en las que más de 50000 personas colaboran para compartir su propia experiencia y descubrir apoyo, consuelo, y muchas más personas que pueden ayudarles a entender como la ansiedad, y sus odiosos síntomas, son algo mucho más común de lo que, todos aquellos que la sufrimos, podemos pensar.

Empezamos:

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es, básicamente, un sistema de defensa del que disponemos todos los seres humanos, un mecanismo que ha ayudado a que la especie humana haya sobrevivido.

Se da cuando, ante un peligro real o una situación vital, nuestro organismo reacciona para prepararnos para la lucha o huida, las acciones que conseguirán mantenernos a salvo o a llevar a cabo esa tarea o acción que sentimos indispensable para nuestra existencia.

La ansiedad como trastorno, o esa ansiedad a la que mi libro y muchos otros se refiere, se considera a ese estado de ansiedad en el que nuestro organismo permanece alterado considerando que existe una amenaza que realmente no existe, una falsa alarma que se mantiene en el tiempo y condiciona aspectos tan ordinarios y poco peligrosos como puede ser, salir a la calle, coger un ascensor, o entrar en un lugar lleno de gente.

¿Cómo es posible reconocer la ansiedad y descartar otras enfermedades?

La ansiedad o mejor dicho, el trastorno de ansiedad, supone la existencia de un gran conjunto de manifestaciones, tan variadas que pueden agruparse en distintos grupos. Síntomas físicos (sudoración, taquicardia, hiperventilación, etc…), psicológicos (inquietud, sensación de amenaza, rumiación de pensamientos, temor a la muerte…), de conducta (hipervigilancia, bloqueos, torpeza, etc…) , sociales (irritabilidad, ensimismamiento, temor excesivo a conflictos, etc…) e intelectuales o cognitivos (dificultades de atención o concentración, susceptibilidad, etc…).

El mejor modo que conozco para reconocerla es admitir que no existe ninguna otra enfermedad que engloba tantos y tan variados síntomas como los que aquí se indican y nosotros sentimos, comprender que el problema se intensifica si nos centramos en sus síntomas y aceptar que en ninguna otra patología (ni mental ni física), el miedo nos avisa de ello.

La ansiedad y sus síntomas te mantendrán alerta y preocupado, intentando engañarte o haciendo que crezca tu hipocondría. En muchos momentos creerás estar padeciendo algo distinto, pero todo esto no será sino otra señal de la única realidad: no padeces otra cosa que ansiedad.

¿Qué tipos de trastornos de ansiedad existen?

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, en muchos de los cuáles, por su dificultad (no confundir con peligro), puede ser más que conveniente buscar ayuda profesional.

Las fobias específicas (a la muerte, enfermedad, objetos, animales, etc…) es el más común de los tipos de ansiedad. También existe el trastorno de ansiedad generalizada, el TOC (trastorno obsesivo compulsivo), la fobia social, el trastorno de pánico, el trastorno de estrés postraumático y la agorafobia.

¿Los ansiolíticos pueden eliminar la ansiedad?

Los ansiolíticos pueden reducir algunos de sus síntomas y hacer la convivencia más fácil, pero cuidado, jamás solucionarán el problema por sí mismos.

Deben ser utilizados bajo prescripción médica tanto para su dosis como para su consumo, ya que generan dependencia y tolerancia (la misma dosis cada vez tiene menos efectos) y es recomendable no dejarlos drásticamente para no sufrir complicaciones o ataques de pánico .

¿Cuál sería el primer paso para combatirla?

Aceptarla y aprender a convivir con ella.

Si no la aceptamos estaremos dando palos de ciego y cualquier paso que demos no lo estaremos dando en la justa dirección, acrecentando tanto el problema como su solución.

Una vez aceptada nos tocará responsabilizarnos no solo de nosotros mismos sino también de nuestra mejora, y no hay mejor manera de comenzar nuestra propia terapia que aprendiendo a convivir con los síntomas de la ansiedad (que no desaparecerán de la noche a la mañana), e intentando regularlos, gestionando con ello el modo en que reaccionamos ante todas aquellas situaciones que nos provocan ansiedad.

¿Es recomendable la ayuda psicológica y la medicación? 

En muchos casos, sobre todo dependiendo del tipo de ansiedad y del tiempo que llevemos conviviendo con ella, sí, totalmente aconsejable.

Si sufrimos de TOC, agorafobia o crisis de pánico frecuentes, es fácil entender que nuestra cabeza mantiene ideas limitantes u obsesivas que no son nada fáciles de tratar o reducir, es por ello que en todos estos casos en los que la ansiedad limita en gran medida nuestra vida, no hay mejor ayuda que buscar ayuda, haciendo del camino uno mucho más fácil y agradable, dejándonos aconsejar por personas que comprenden mejor no solo el trastorno sino también los métodos más adecuados para nuestro caso.

En muchos de estos casos, la terapia psicológica suele venir acompañada de medicación, ya sea de ansiolíticos para reducir algunos de los síntomas y ataques de pánico, como de antidepresivos muy adecuados para tratar fobias o trastornos obsesivos.

Y sacado de uno de los consejos del libro el fin de la ansiedad ¿Qué significa que todo lo que necesito está dentro de mí?

Creo que cualquier persona que ha afrontado y superado un trastorno de ansiedad, puede estar conmigo en que una de las grandes lecciones que sacas de este complicado período junto a la ansiedad, es que tanto la terapia como las herramientas que realmente nos hacen salir de este complicado trastorno, parten del interior de cada persona.

Nada va a cambiar si uno no cambia, una verdad que nos demuestra que cualquier camino que nos toque por recorrer, deberá partir de nuestros propios pies.

La ansiedad es uno de estos caminos, un trastorno que no deja lugar a otra respuesta diferente a nuestra propia acción. De nada servirá inflarse a pastillas o postergar esa necesidad de cambio, por tanto cuanto antes nos pongamos manos a la obra mucho antes superaremos el problema y mejor conseguiremos convivir con el problema.

Y durante ese trabajo personal que conseguirá sacar una mejor versión de nosotros mismos, deberemos aprender a convivir con esos horribles síntomas que nos acompañan en el camino, haciendo que busquemos una mejora física y mental, que no solo nos haga sentir más fuerte físicamente, sino sobre todo mentalmente, cambiando el modo en que observamos el problema, y así empezando a ver algo de luz ante tanta oscuridad.

Como no me cansaré de repetir tanto en el libro como a todo aquel que busca un apoyo o consejo para combatir la ansiedad. Llegará el momento en que deberás decidir responsabilizarte de tu vida y tu felicidad, un momento que puede empezar ahora mismo, por eso sonríe y empieza a sentir el cambio, ha llegado el momento de que pases a la acción.

No se puede ni se debe culpar al sistema sanitario de que problemas como la ansiedad se hayan convertido hoy en día en una verdadera epidemia.

Sería totalmente imposible poder atender como se debe a cada una de las personas que sufre un trastorno mental, por ello, más importante que poder dedicar un profesional a cada una de las personas con ansiedad, sería recetar más libros y menos medicamentos.

Dar más y mejor información a las personas para poder comprender qué es la ansiedad y cómo funciona, ayudándoles a comprender que es dentro de sí mismos donde pueden encontrar su mejor medicina.

El libro puedes adquirirlo aquí > Libro El Fin de la Ansiedad

Comienza la cuenta atrás para la Celebración del 20 Aniversario del Centro de Integración Social, poco a poco llega ¡Mueve tu mente!.

Queremos que sea un evento innovador y social, tal como es nuestro centro. Para ello hemos creado este Challenge:

El reto de #20MueveTuMente los dedos ✌✌ simboliza que quieres eliminar las barreras invisibles de la sociedad hacia las personas con problemas de salud mental.

Queremos que a través de las redes sociales podamos llegar a más gente, para que se unan a nuestro movimiento.

Por eso os animamos a sumaros a nosotr@s, INSTRUCCIONES:

Es muy fácil, sube tu foto con tus dedos formando este antifaz, como tu quieras sola/o o acompañada/o, con un fondo blanco o con un paisaje ideal. Después acompáñalo de nuestras hashtag #20MueveTuMente y #20AniversarioCIS. Si eres muy vergonzoso también puedes colaborar compartiendo una de nuestras publicaciones con el Challange de los dedos ✌✌.

Desde nuestra asociación cada día de este mes subiremos una foto de diferentes personas que se unen a nuestro movimiento.

El día 22 de Noviembre 2019, finalizará nuestro reto y para ello celebraremos ¡Mueve tu mente!, con unas JORNADAS DE BARRERAS INVISIBLES y una CONVIVENCIA A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO. Un espacio abierto a la sociedad, que tiene como finalidad: favorecer la inclusión social de las personas con problemas de salud mental y discapacidad, a través de la información, las redes sociales y el movimiento. 

Esperamos que te unas y ¡MUEVAS TU MENTE!

Muchas Gracias por adelantado.

El suicidio es un importante problema de salud pública; la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que casi un millón de personas fallece cada año por esta causa en el mundo, con una tasa de mortalidad de 16 por cada 100.000, lo que supone una muerte cada 40 segundo, más de 800.000 personas se al año en el mundo y en España la cifra es de 10 personas al día. Por ello, es necesario un plan de prevención del suicidio que tenga los recursos suficientes para poder atender los casos de personas con conducta suicida, a sus familiares y a aquellas personas supervivientes del suicidio.

Considerando la prevención de la conducta suicida dentro del modelo de prevención sanitaria clásico desde la salud pública, todo plan de prevención de la conducta suicida debe contemplar la integración de la prevención primaria destinada a población general, una prevención secundaria dirigida a grupos de riesgo suicida y una prevención terciaria a personas que ya han presentado una conducta suicida. Por lo que son elementos que deben aparecer sin lugar a duda dentro de las acciones a desarrollar y llevar a cabo.

Partiendo de estas bases, y analizando los diferentes planes existentes parece esencial tener en cuenta una serie de elementos y claves comunes a todo ellos, a la hora de elaborar un plan de prevención. Así podemos citar:

  • Promoción de la salud mental.
  • Formación específica en salud mental de los agentes implicados.
  • Programas dirigidos a grupos vulnerables.
  • Programas dirigidos a grupos de alto riesgo.
  • Restricción de acceso a medios letales.

Es de vital importancia recalcar la necesidad del apoyo institucional y el apoyo del gobierno para llevar a cabo las iniciativas. Y se de el peso, entidad y magnitud que tiene la conducta suicida y los beneficios de su prevención e intervención a todos los niveles.

La capacitación de los profesionales sanitarios y de los agentes sociales para la identificación precoz, evaluación, tratamiento y seguimiento de personas con riesgo de conductas suicidas es un elemento esencial, prioritario y necesario en todo plan de prevención. Motivo éste por el que deben aparecer formación específica en el ámbito de la salud mental y dirigida a tanto a profesionales sanitarios como a profesionales no sanitarios pero esenciales en la detección o intervención de la conducta suicida como son los educadores , policías, bomberos…

Crear un proceso o sistema de seguimiento dentro del sistema sociosanitario, de aquellas personas identificadas como población de riesgo, favorece la continuidad de cuidados y la no duplicación de recursos, así como una atención de calidad y una mayor eficacia en la gestión de los posibles riesgos, minimizando la posibilidad de una conducta con resultado de suicidio consumado.

En relación con la idea anterior, la creación de un sistema de gestión de casos sería una herramienta eficaz para un mayor éxito de la prevención. Así como la derivación a recursos específicos para la rehabilitación o tratamiento de las patologías de base que pudieran existir. Unido esta idea, la creación de recursos o servicios de apoyo para las personas afectadas o supervivientes de la conducta suicida sería un complemento esencial para la prevención, intervención y postvención de la conducta suicida.

Promover la concienciación pública relacionada con asuntos de bienestar y salud mental. Es decir, aumentar la concienciación general sobre el impacto, magnitud y consecuencias de la conducta suicida abordando el estrés su manejo y la gestión eficaz de situaciones de crisis. Sería un elemento que reduciría no sólo el estigma asociado, sino que facilitaría la creación de protocolos en diferentes ámbitos encaminados a la reducción de las tasas de suicidio.

Por otro lado, restringir el acceso a medios letales no puede obviarse dentro de ningún plan, ya que es un elemento de intervención directa en los resultados. Con este aspecto se hace referencia al control de tóxicos, medicamentos, armas…al diseño de obras públicas que impidan ser utilizadas como medios letales. Se ha comprobado que esta medida es una de las más rápidas y evidentes para reducir las tasas de suicidios.

Otro aspecto en el que se debe incidir en los planes de prevención de la conducta suicida pasa por atender a los medios de comunicación y el tratamiento que de la conducta suicida se realiza en los mismos.

Por último señalar la ideas sobre la necesidad de investigación como elemento clave y beneficioso que debe recoger cualquier plan de prevención de la conducta suicida. Ya que de los resultados de las investigaciones sobre aspectos relacionados con la epidemiología, factores de riesgo y protección, neurobiología de la conducta suicida, estrategias eficaces y acciones preventivas, diferencias culturales…, dependerá no sólo la orientación de los planes de prevención sino que los resultados de los mismos podrán garantizar con un mayor éxito la reducción de las tasas de suicidio.

Porque el suicidio se puede prevenir.

Si necesitas ayuda no dudes en llamar al 112, teléfono contra el suicidio.

Continuamos con nuestros 8 Retos en Salud Mental, este mes de octubre, mes del Día de la Salud Mental, en el que este año el tema sobre el que se intenta concienciar es el suicidio.

El suicidio, como cualquier manifestación de violencia, no es exclusivo de la enfermedad mental. Al contrario, son más bien actos frecuentes entre las personas que no tienen reconocida ninguna enfermedad mental.

El suicidio es un tema sanitario de mucha importancia. Se calcula que hay alrededor de un millón de suicidios anuales en todo el mundo y que por cada suicidio consumado hay entre 15 a 20 suicidios no consumados, lo que resultaría entre 15 y 20 millones de tentativas de suicidio anuales. Estas escalofriantes cifras nos dan una idea de la importancia de este fenómeno en todo el mundo.

En todos los países del mundo el suicidio está entre las diez primeras causas de muerte. En los países en que es más frecuente USA, Canadá, Japón, Norte y Este de Europa está alrededor de 11,6 suicidios por cada 100.000 habitantes y en América Latina es del 5,6 por cien mil habitantes.

Los hombres se suicidan tres veces más que las mujeres, pero éstas hacen tres veces más tentativas que los hombres. El riesgo de suicidio aumenta con la edad pero en números absolutos hay más entre los jóvenes.

Podríamos decir que los colectivos de riesgo son la adolescencia, las personas mayores, las personas frágiles o en periodos vitales de crisis, las personas sometidas a situaciones de extrema exigencia, las personas con enfermedad mental y entre estos las personas con depresión, esquizofrenia y las personas que consumen sustancias tóxicas. Sin embargo, el suicidio no es un acto propio de las enfermedades mentales sino que puede estar presente en cualquier persona.

El suicidio es una manera radical y desproporcionada de escapar de las dificultades cuando estas son vividas con desesperanza e incapacitación o cuando son vividas generando una cantidad insoportable de angustia, provenientes del exterior o de la propia persona. De un modo u otro, siempre está presente la otra (otra persona), por más individual y solitario que se presente.

Fuente: saludmental.cat

El trastorno obsesivo compulsivo es uno de los trastornos psicológicos que más podemos escuchar, pero, sin embargo, hay un enorme desconocimiento, no solo a cerca de lo que es, sino que nos encontramos falsos mitos alrededor de él.

Por un lado, vamos a explicar a grandes rasgos en que consiste. El paciente TOC tiene una serie de pensamientos negativos y repetitivos que provocan un enorme malestar al paciente, estos pensamientos pueden versar sobre diferentes temas, la limpieza, la muerte, el sexo, asimismo pueden tratarse de pensamientos sobre uno mismo o sobre personas de nuestro alrededor.

Por otro lado, el paciente puede tener una serie de compulsiones, no todos los pacientes las tienen. Esas compulsiones tienen como tema el mismo que las obsesiones, por ejemplo, si el pensamiento obsesivo es la limpieza, la compulsión puede consistir en lavarse las manos 10 veces seguidas o darse algún tipo de producto desinfectante muy a menudo. Otro ejemplo puede ser el pensamiento obsesivo de la seguridad, cuya compulsión puede consistir en comprobar si hemos cerrado la puerta 8 veces antes de irnos de casas. No solo hay una compulsión, sino que la persona puede tener diferentes ritos que necesita hacer para poder encontrarse tranquilo.

Estas compulsiones existen como una manera que tiene la persona de relajarse y mantener alejados sus pensamientos.

El hecho de que como hemos dicho, haya mucho desconocimiento a cerca del tema, hace que las personas tengan ideas equivocadas a cerca de estar enfermedad y los pacientes que la padecen.

Uno de los mitos más extendidos es que las personas con manías son personas con TOC o que seguro que lo padecerán en el futuro.

Lo cierto es que eso no es verdad, hay muchas personas que tienen ciertas manías o costumbres, pero eso no es un trastorno compulsivo y por lo tanto no tienen que ser tratadas ni eliminadas.

Es importante también que tengamos en cuenta que las personas que tienen estos trastornos sufren, son conscientes de que tienen un problema importante y que sus obsesiones o compulsiones no son “normales” y por tanto ven la necesidad de acabar con ellas.

Igualmente hay mucha gente que piensa que no hay tratamiento, pero eso no es así, tenemos en la actualidad tratamientos muy efectivos tanto a nivel psicológico como farmacológico. Lo mejor en la mayoría de los casos es poder combinar ambos tratamientos.

Lo verdaderamente importante para los pacientes con TOC, es sentirse comprendidos por sus seres queridos, ya que en ocasiones sienten rechazo o se creen el bicho raro dentro de su familia o su grupo de amigos.

Si tienes un familiar o amigo con TOC debes de tratar de ponerte en su lugar, y para ello es fundamental que tengas información adecuada acerca del trastorno y sobre todo que trates con naturalidad el tema, de esa manera serás su mayor apoyo