“Calladita NO estás más guapa”

Te dicen que luches, que tienes que demostrar, tienes que ser más, una mujer en condiciones, que trabaje, cuide de su familia y tenga tiempo para estar siempre perfecta.

Perfecta.

Perfecto sería que no tuviéramos que demostrar constantemente que somos buenas profesionales, buenas personas, buenas hijas, buenas hermanas, tías, sobrinas, que somos mujeres.

Mujer.

Siempre en un segundo plano. Siempre detrás. Sin hacer mucho ruido. Sin ruido, pero no sin movernos. Porque aun en las sombras hemos conseguido alcanzar cimas muy altas. Somos quienes somos por quienes en el pasado lucharon por que tengamos un lugar en la sociedad. Porque no se callaron. Porque no pudieron silenciar sus voces.

Porque este grito no hay quien lo pare.

No, calladita no estás más guapa.
Tú eres preciosa cuando luchas,
Cuando peleas por lo tuyo,
Cuando no te callas
Y tus palabras muerde,
Cuando abres la boca
Y todo arde a tu alrededor.

No, calladita no estás más guapa,
Sino que un poco más muerta,
Y si algo sé sobre ti
Es que no he visto a nadie,
Jamás,
Con tantas ganas de vivir.
Gritando.

Arde – Miguel Gane.

 

Mª Pilar Cáceres Pachón
Psicóloga / Directora Técnica
Centro de Rehabilitación Laboral.