Desde el equipo técnico del Centro Residencial de Rehabilitación, hoy queremos hacer una mención especial para el gran equipo humano que forma parte de este recurso.

La aparición del COVID-19 ha supuesto un cambio en la estructura y funcionamiento del mundo tal y como lo conocíamos, y dentro de los diferentes recursos, como no podía ser de otra manera en una emergencia, ha sido necesario el análisis, la planificación y la realización de cambios en el funcionamiento tal y como lo conocíamos, para poder adaptarnos a la situación disminuyendo los riesgos y ofreciendo la mayor calidad posible en la atención a las personas a las que acompañamos. Agradecer la constancia, la capacidad de adaptación, la profesionalidad, la implicación, la calidad humana en el trato y cuidado a otros. Personas que habéis visto modificadas vuestras funciones, aumento de tareas diarias, menor personal disponible en el día a día… sabemos del cansancio, la incertidumbre, los ahogos y emociones, a veces a flor de piel, lo vemos cada día, lo reconocemos, apoyamos y acompañamos.

Recordadnos unos a otros que estamos viviendo reacciones habituales ante una situación extraordinaria, que excede nuestra capacidad de afrontamiento mientras nos adaptamos a la nueva realidad. Sabemos que detrás del funcionamiento de un recurso residencial existe un trabajo invisible diario. Y lo estamos haciendo bien. Un trabajo que hacemos todas y cada una de las personas que acudimos cada día a seguir ofreciendo la mejor de las atenciones para las personas y familias que confían en nuestro hacer, que ponen sus vidas y las de sus familiares desde la confianza en nuestra profesionalidad. Si esto está siendo posible, es gracias a vuestro esfuerzo.

Es un orgullo estar haciendo posible cada día juntos esta realidad, para seguir acompañando, para seguir atendiendo y entendiendo. Delicada labor diaria el acompañamiento en los procesos de rehabilitación y recuperación y, en esta situación de crisis más aún.

Gracias por todo el trabajo visible, gracias sobre todo por todo ese trabajo invisible. Enhorabuena a todos y todas. Seguimos. Un día más, un día menos.

¿Tú cómo lo estás viviendo? envíanos tu experiencia.

Queremos que nos cuentes cómo es tu día a día desde que el COVID-19 llegó a nuestras vidas. Cocinar, ejercicio, leer, ver series… A qué dedicas tu tiempo?

Envíanos un vídeo casero o fotografías con las actividades que realizas en el día a día, compártelo con nosotros y entre todos creemos una comunidad para compartir actividades.

Dirección de envío: redes@feafescaceres.com

Durante la cuarentena también estamos haciendo atención psicológica vía teléfono:
María – CIS: 687 488 291
Pilar – CRL: 687 404 950

Desde la Asociación de Psiquiatría de Extremadura, en consonancia con el Servicio Extremeño de Salud, queremos transmitir un mensaje de tranquilidad, ánimo y confianza, ante la situación creada por el COVID-19 a lo largo y ancho del planeta, y muy concretamente ante la situación que vivimos en nuestro país. Por eso, queremos ACOMPAÑARTE, ofreciéndote nuestro apoyo, nuestra cercanía y nuestra ayuda.

Que las EMOCIONES existen y conviven dentro de nosotros, es un hecho constatable e incuestionable. No existen emociones buenas ni malas, positivas ni negativas. Todas las emociones forman parte de nuestras vidas y todas son necesarias.

El miedo, la ansiedad, la inquietud, las dudas… ante una situación desconocida, como lo es esta pandemia creada por el COVID-19, y de forma muy especial en nuestros SANITARIOS, son emociones normales que, más que preocuparnos o bloquearnos, deben ayudarnos a tomar decisiones sabias y sensatas como las que estamos tomando, pues ante todo somos PERSONAS racionales capaces de controlarlas para usarlas en nuestro propio beneficio y en el beneficio de los demás. No debemos sentirnos héroes ni heroínas, sino PROFESIONALES capaces de decidir la opción más adecuada en cada momento, y así lo estamos haciendo.

El resto de CIUDADANOS, al igual que el personal sanitario, también tienen emociones. No tenemos que evitar el MIEDO, pues el miedo nos ayuda a defendernos en situaciones críticas y dar respuestas de defensa o autodefensa. No tenemos que evitar la ANSIEDAD, pues la ansiedad nos puede ayudar a pensar, a reaccionar, a actuar. No hay que evitar la INQUIETUD, nos activa y ayuda a responder ante los problemas como lo estamos haciendo. Ni siquiera tenemos que evitar las DUDAS PROFESIONALES que podamos tener, pues gracias a las dudas nos cuestionamos ciertas actuaciones para llegar a las más acertadas.

Ciudadanos y profesionales, SOMOS PERSONAS que tenemos EMOCIONES, agradables y desagradables, pero necesarias en cada momento. Ahora nos toca quedarnos con las que más necesitamos. La VALENTÍA nos ayuda a afrontar los problemas con más ganas y energía. La TRANQUILIDAD nos hace más reflexivos, coherentes y sensatos. La SEGURIDAD nos hace llegar a las mejores soluciones sin prisa pero sin pausa.

¿Con qué emociones prefieres vivir y convivir?. Las personas y los profesionales sanitarios, en estos momentos, debemos actuar como seres EMOCIONALES, debemos quedarnos con lo mejor de cada uno, con lo mejor de cada momento, con lo que verdaderamente importa, pues esto es lo que nos ayudará a seguir adelante. Por eso, ante situaciones difíciles o de emergencia social, como ésta, debemos saber decir ¡STOP!, tomar un respiro y tomar conciencia de nuestras sensaciones y, de forma totalmente responsable, dejar que todo fluya, pues nada en esta vida es permanente ni ha venido para quedarse eternamente, todo llega y todo se va. Así sucederá con el COVID-19, del que, sin duda alguna, aprenderemos más de lo que sabíamos.

Busca APOYO en tus compañeros, COMPARTE esas emociones, esas dudas…llora, ríe…

Por todo ello, desde la Asociación de Psiquiatría de Extremadura, queremos ayudarte a que pienses que la vida sigue adelante, y debemos aprender a disfrutarla de la mejor forma que sabemos.

Intenta llevar una vida sana en la que una dieta equilibrada y el ejercicio físico pasen a ser tus mejores aliados. Invierte tu tiempo libre, y ahora más que nunca, en hacer aquello que tanto te gusta y que por estrés o falta de tiempo, antes no pudiste hacer. Aprende a disfrutar del tan necesario DESCANSO; recuerda que siempre lo estuviste buscando y no siempre lo encontraste. Ahora que lo tienes en tus manos… ¡Disfrútalo!

Siente que estás VIVO y busca los motivos que te aumenten esas ganas de vivir, pues si miras a tu alrededor, seguro que encontrarás muchísimos por los que luchar. Si tienes dificultad para encontrarlos…¡Párate!, piensa, reflexiona y siente que tu vida y la vida de todos aquellos que te rodean merece la pena vivirla, disfrutarla, compartirla, cuidarla y mimarla.

Desde la ASOCIACIÓN DE PSIQUIATRÍA DE EXTREMADURA TE ANIMAMOS A EMOCIONARTE.

¡HAZ POR TI Y POR LOS DEMÁS LO QUE QUIZÁS, ANTES, NO HUBIESES HECHO!

¡LA ASOCIACIÓN DE PSIQUIATRÍA DE EXTREMADURA ESTÁ CERCA DE TÍ!

¡CUÉNTA CON NOSOTROS!