Historia colaborativa realizada en el Taller de Memoria en el CIS con los dados de story cubes, es un juego para descubrir en familia o con amigos. En cada turno un jugador se convierte en Narrador. Se tiran los dados, y luego crea una historia que comienza con «Érase una vez…», interesante verdad?, pues ahí va la historia: 

“Iba Fernando caminando por el campo, cuando de repente vio una flecha y muy extrañado, siguió la flecha y vio unas huellas que iban hacia una cueva grande, cuando llego a la cueva, saco su varita y de pronto vi que todos estaban tristes y yo me entristecí también.

Pero se nos pasó pronto la tristeza porque vimos un panal de abejas y pudimos coger algo de miel y comérnosla entre todos y echando el ojo a las abejas, entonces cogí el bastón y le di más fuerte.

De repente en la cueva vimos un rayo de luz en forma de L y del cual vimos un enorme lago. De pronto, en la orilla del lago, cogimos unas cañas que estaban abandonadas y nos pusimos a pescar todos los peces que había en ese lago. Fernando se clavó una astilla de la caña y tuvimos que usar una lupa para sacársela. Pero como no se la pudimos sacar, tuvimos que ir al hospital para que le extrajeran la astilla. El hospital estaba abandonado y solo funcionaba una bombilla de una de las salas. Entonces vi una estrella y esa estrella dio luz. Pero la luz no era suficiente y tuve que utilizar una varita de estrellitas con la que ya se iluminó todo.

Como estábamos muy agobiados todos los del hospital, nos salimos fuera a ver árboles, entonces se pusieron a caer rayos sobre el hospital. Al ver esto, nos dimos cuenta que estamos en una larga pradera a media noche donde solo teníamos la compañía de ovejas. Al ver a las ovejas de lejos, nos acercamos a ellas y en el suelo cerca del cercado, me encontré una brújula que nos llevaba al sitio más lejos del campo y allí había un demonio que se quería comer a las ovejas, estas estaban comiendo manzanas mientras caían los rayos, con los destellos como luces, nos despertamos y nos dimos cuenta de que todo había sido un sueño y hablamos entre nosotros y pensamos que había sido un sueño muy bonito.”